El método Montessori

¿Qué es el método Montessori?

El método Montessori fue creado por la Doctora María Montessori, la primera mujer graduada en doctora en medicina en Italia, también fué educadora, pedagoga, científica, psiquiatra, filósofa, antropóloga, etc (buen curriculum ¿eh?), puedes verlo completo en la Wikipedia.

A principio del 1898 estuvo trabajando con niños en complejos de apartamentos de bajos ingresos, a través de su trabajo y observaciones meticulosas creó una forma revolucionaria de educar y enseñar a estos niños y que todavía se utiliza alrededor de todo el mundo en muchas escuelas privadas y públicas.

Ella, se dio cuenta, que estos niños a pesar de la gran marginalidad que sufrían por el entorno en el que vivían, tenían las mismas cualidades que los demás niños que educaba, simplemente que no se estaban desarrollando de una forma adecuada. Fué con estos niños con los que planteó el método montessori que hoy en día hemos traslado a nuestras vidas.

Un entorno Montessori permite a los niños aprender sobre el mundo que les rodea a través del uso de sus sentidos. El objetivo no es enseñar hechos, sino cultivar un amor por el aprendizaje de por vida, que ellos mismos descubran e interactúen con la vida que les rodea.

Claves para iniciarse

Te damos unas premisas básicas para iniciarse en el método.

Respeto por el niño

Montessori creía que los adultos rara vez respetan a los niños. Siempre se espera que los niños sean disciplinados y se interactúa de forma imperativa con ellos. El enfoque Montessori da la oportunidad a los niños de elegir, preparándoles así, para que tomen sus propias decisiones. Es así como los niños descubren el mundo que les rodea en lugar de enseñarselo por nosotros mismos. Esto debe llevar a un entusiasmo mayor y hacerles más curiosos.

Una mente que absorbe

Los niños aprenden y aprenden, es un proceso inherente a su vida cotidiana. Lo que el niño aprende y se graba en su cerebro depende, en gran medida, del tipo de información y experiencias que se cruzan en sus caminos. Un entorno Montessori tiene que permitir la exploración y el aprendizaje en cada momento, a fin de aprovechar al máximo sus experiencias de aprendizaje.

metodo montessori

Etapas sensibles

Los niños se hacen mayores y maduran, aprendiendo así, diferentes tipos de habilidades en puntos específicos de su crecimiento y desarrollo. La edad en que ocurre cada etapa sensible varía de un niño a otro. Se debe ser muy cuidadoso para saber cuándo es el momento adecuado para presentar nuevos conceptos a cada niño.

Un entorno preparado

La organización físicas de los espacios donde mayor pasen nuestros niños son un factor muy importante. Montessori creía que las aulas deberían disponer materiales de aprendizaje fácilmente disponibles a la mano de los niños y muy bien organizados. Al tener una organización clara, evitamos la sobreestimulación del niño dejando así un camino libre.

El entorno debe ser estéticamente agradable y solo deberíamos incluir aquella cosas que queramos que experimenten. Este entorno debe contener materiales en los que los niños de diferentes edades, características e intereses puedan participar.

 

Quiero y necesito más información

Aunque pueda parecer sencillo aplicar este método a nuestra vida cotidiana con nuestros niños, debemos de ser cuidadosos y disponer de tanta información sea necesaria.

A continuación os dejo unos interesante libros sobre el Método Montessori. Son enlaces que os llevarán a Amazon, allí podéis leer las reseñas y comprarlos si quereis 👉